Las empresas hoy en día son cada vez más exigentes y esto lo notamos en cualquier producto que se esté promocionando. La competencia está presente, y esta no es una excepción a la hora de elaborar un logotipo. Quien desee darle vida a una compañía nunca debe pasar por alto algunos detalles relevantes dentro del marketing: la creatividad, la coherencia y la innovación; esto va incluido como parte del proceso de elaboración del logotipo.  Es por eso que para hacerte la vida más fácil hemos compilado los mejores consejos para tener un logotipo exitoso.

Ya seas un diseñador gráfico o una persona común que desea evolucionar en el mercado, te darás cuenta que a la hora de crear o definir tu imagen es imprescindible tener claro el mensaje que se quiere brindar, los colores que se deben aplicar y la tipografía a utilizar. Para ello, existen diferentes sugerencias para que tu marca sea elegida con mayor facilidad por los consumidores.

Simple, pero agradable

Muchas personas cuando diseñan un logo creen que mientras más sobrecargada sea la imagen será mejor, y es un error. A la hora de observar un logotipo lo importante es que en cuestión de segundos ya entendamos el mensaje que la compañía desea transmitir. Eso último no significa que debamos dejar morir la creatividad, el producto debe ser único y visualmente atractivo para nuestra audiencia.  Un ejemplo exacto de esto sería la imagen de la marca Coca-Cola. Al contemplarla comprendemos que se trata de una empresa de bebidas gaseosas. Es unicolor y además es legible. 

Expectativa de la marca

Como mencionamos anteriormente, es necesario tener claro de qué tratará nuestra empresa y qué mensaje deseamos dar a corto, mediano y largo plazo. El logotipo de Apple, por ejemplo, comunica que es una marca que garantiza una tecnología sencilla y simpática de utilizar. En pocas palabras, la idea es que el producto se caracterice por representar esa idea original. Es decir, que a la hora de observar la imagen lo podamos asociar con aquello.

La “M” ¡Vamos por unas hamburguesas!

Ya habíamos destacado lo importante que es diseñar un logotipo sencillo y al mismo tiempo atractivo. Este elemento a su vez, también generará otro necesario en el campo de marketing, y es la facilidad que le dará al consumidor de recordar dicha marca. Un ejemplo de esto sería McDonald’s. Si realizamos un viaje a cualquier lugar del mundo y nos topamos con aquella “M” color amarillo, recordaremos inmediatamente que se trata de un restaurante de comida rápida.

El color sí importa

Los ojos son la ventana del alma y al mismo tiempo son detectores infalibles de lo que queremos consumir. Esto último, está vinculado directamente con la psicología del color y la atracción o rechazo que puede generar. En el caso de los logotipos se recomienda tener una minuciosidad a la hora de elegir los tipos de colores que se desean aplicar. 

A continuación, daremos un paseo por algunos colores y la función que podrían tener los mismos en tus logotipos. 

  • Rojo: el color rojo en el campo de marketing debe utilizarse de manera cuidadosa debido a que el mismo genera emociones fuertes en el consumidor. Esta tonalidad es utilizada cuando se desea captar la atención absoluta del usuario, y es por ello que este se aplica para aquellos productos que desean transmitir sentimientos como la pasión, la energía, la acción y el peligro.
  • Amarillo: representa emociones positivas como la alegría, el bienestar y la inteligencia. Este pigmento posee una doble intención en el potencial cliente de la empresa ya que este estimula el apetito y por esta razón se ha convertido en el color ideal para utilizarse en los comercios gastronómicos.  
  • Verde: transmite tranquilidad, confianza y se asocia con la naturaleza. Normalmente se utiliza para compañías relacionadas con el área ambientalista y ecofriendly.
  • Azul: evoca paz, seguridad y compromiso. Este color se aplica regularmente para empresas de la industria financiera.

Hoy en día –seas o no diseñador gráfico- si deseas crear un logotipo, debes tener presente esta serie de características ya que, aunque al observar la imagen de una empresa puede parecer algo sencillo de hacer, en realidad es una labor compleja y con un gran peso de responsabilidad porque se trata de la imagen de un negocio. Al final del día con este conjunto de símbolos los clientes resumirán todo tu proyecto. Es importante entonces que este sea una representación que les haga justicia a los esfuerzos que se hicieron.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here