Con el pasar del tiempo, en Internet, hemos ido conociendo poco a poco variedad de estilos, frases, challenges, e inclusive los gustos y tendencias comunes en los usuarios activos, muchos de ellos conforman las llamadas generación Millennial y la Z. La competencia se ha vuelto entonces mucho más reñida, y satisfacer las expectativas de una audiencia, es todo un reto. Somos fieles creyentes de que para lograr el éxito es necesario evaluar y corregir cada paso que damos en cuanto a negocios, no es una excepción cuando hablamos de diseño web.

Si lo notamos, son pocos los que logran triunfar en esta área, y esta situación ocurre debido a que dejamos que, más allá del interés y las ganas, gane aquel estado de pereza e inercia donde no aplicamos ningún tipo de regla para que nuestro trabajo valga la pena. Es aquí cuando comienzan los problemas, y al diseñar una página web, se deben tomar en cuenta principalmente dos aspectos: complacer las necesidades de los usuarios que visitan tu sitio y tener en claro la esencia de tu empresa. Existen muchos más puntos a tomar en consideración, pero ya al aplicar los dos anteriormente mencionados, puedes estar seguro de que tu espacio será al menos coherente y atractivo. 

A continuación, te ayudaremos a identificar los errores más comunes en el diseño web que debes evitar a la hora de crear tu página. 

¡Qué página tan fea!

Es primordial que tú, como diseñador de web, no solo pienses que lo que estás elaborando solo debería gustarte a ti, de hecho, tus usuarios en este caso son lo primero, ya que estos tendrán la última palabra, y de los mismos dependerá si tu sitio tiene futuro o no. Si los visitantes se topan con un diseño poco atractivo y con elementos nada agradables, esto podría causar una impresión negativa. No cometas nunca este error. Sé creativo y pídeles a personas de tu confianza que te den su honesta opinión. Es importante recalcar que lo mismo aplica para el cliente, tu opinión personal es válida, pero no la verdad absoluta. Y aún más importante: no es lo que te garantizará el éxito de tu portal web. La mejor recomendación es apoyarse de profesionales en cada paso del camino.

 ¡Qué desorden!

Este error podría hacer que tus usuarios abandonen tu página en cuestión de segundos. Ser cuidadoso con los detalles es algo importante. Si eres una persona desordenada al momento de elaborar tu diseño, no te extrañes que al final pierdas visitantes debido a que tu página parece un carnaval por la mezcla inapropiada de colores, imágenes o incluso contenido. Es necesario que seas minucioso cuando al seleccionar cada aspecto de la página web.

¿Otra vez esa imagen?

Este error es muy común. Seguramente te ha ocurrido que, al ingresar a un sitio web, te has topado con imágenes que creíste haber visto en otra parte. No es tu imaginación, la fotografía se ha utilizado en otros lugares. Evita por completo este error, podría restarle atractivo a tu espacio. Las ofertas de bancos de imágenes gratuitos son muchas, e incluso podrías considerar invertir en fotografías de tus espacios o equipo de trabajo para tener contenido íntegramente original.

Muy bonito, pero, ¿funciona?

Es importante la apariencia, pero, ¿y el funcionamiento de la página donde se deja? Evita que tu JavaScript sea excesivo. El uso de animaciones para cada botón o función general de la web, provoca que se vuelva lenta. No cometas este error. Muchas personas no se toman el tiempo por esperar que tu espacio cargue completamente y se irán a buscar otra opción.

Mala ortografía

Debes estar atento con los errores ortográficos y de puntuación. Si piensas que escribir a tu manera no afectará a tu audiencia, estás en un error. Una pésima gramática generará un efecto negativo en tus lectores, por lo tanto, tu página perderá seriedad y profesionalismo, piensalo: ¿pondrías tu vida en las manos de un doctor que no sabe deletrear?

Lenguaje inadecuado

Antes de escribir debes tener cuidado con el lenguaje que estés manejando. Si es un espacio dedicado a una audiencia infantil, por ejemplo, debes de ser lo más sutil posible, y evitar el uso de palabras complejas o tecnicismo que nadie comprenderá. La inteligibilidad es la clave. Por otro lado, coloquialismos o expresiones muy vagas no aplican si tu espacio está especializado en temas más cultos.

¡Qué aburrida página!

Evita redactar de manera aburrida y monótona. Engancha a tus usuarios con tu manera de escribir para conservarlos dentro de tu web

Exceso de publicidad

Los anuncios publicitarios podrían ser lo de menos, pero ¿qué hay de aquellos que no desaparecen por mucho que te encargues en cerrarlos? Esto podría convertirse en un gran error, ya que, aparte de distraer a tu usuario, también lo abruma y es lo que ocasiona que este abandone tu página.

Enlaces rotos 

Los enlaces rotos podrían brindarle una mala experiencia al usuario que esté conociendo tu web. Trata de cuidar estos detalles dentro de tu página web.

Funcionalidades erróneas

Los errores en botones son comunes. Asegúrate de verificar si tu página está en óptimas condiciones de acceso para que las personas puedan gozar con cada una de las funcionalidades sin toparse con esta traba.

¡No pongas en riesgo la seguridad de tus usuarios!

Los visitantes prefieren entrar a sitios web en donde se les garantice la seguridad y protección absoluta de sus datos. Genera confianza en tus usuarios y cuídalos de cualquier peligro en la red. 

  El diseño de una página, como ya pudiste notarlo, no es una labor sencilla. Incluso si te asesoras con un profesional es necesario estar pendiente de cada detalle. Por ende, preocúpate por mantenerte informado sobre cada uno de los errores y evita cometerlos en la medida de tus posibilidades. Eso garantizará un incremento importante del número de visitantes y, por ende, beneficios a tu portal web. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here