El Ejército de Estados Unidos presentó un contrato militar por 10 millones de dólares para alojar información en la nube.

Dicha información ser sobre el campo de batalla, su inteligencia y material clasificado. Para que el Pentágono la use de una forma más óptima.

El llamado contrato JEDI es vital para la estrategia de defensa de Estados Unidos, por lo que se estuvo analizando desde 2017 y finalmente propuesto en abril de 2019.

Los gigantes de la tecnología Amazon, Microsoft, Oracle, IBM y Google fueron los competidores.

Este es considerado uno de los contratos más importantes de la historia de E.E.U.U. y tendrá una duración de 10 años.

Google se retiró debido a un conflicto con sus valores como empresa. Y después de una evaluación, el gobierno de Estados Unidos anunció que solo Microsoft y Amazon cumplían con los requisitos.

Necesitaban una compañía con el mejor servicio de almacenaje y base de datos en la nube, para que moviera toda su información de defensa a servidores remotos.

Oracle impuso una demanda por supuesto favoritismo a Amazon por parte del Departamento de Defensa, alegando una relación bastante cercana entre el entonces secretario de Defensa y Jeff Bezos CEO de Amazon. 

Microsoft se llevó el contrato

Finalmente, el 25 de octubre se dio a conocer que el contrato sería para la compañía Microsoft.

Una decisión no esperada para Amazon pues en un comunicado citado por The New York Times, un portavoz de la compañía se declaró “sorprendido” porque todo apuntaba que ellos se llevarían el contrato.

Amazon web services es el líder en computación en la nube actualmente.

Tienen un 48% de cuota en el mercado, mientras que Microsoft tiene el 15,5%.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper anunció que revisará el proceso del concurso. Luego de que el Presidente Donald Trump insinuara que intervendría en la disputa porque tenía serias quejas sobre el contrato entre el Pentágono y Amazon.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here